Corrientes

Están las personas a las que les gusta que les rasquen la espalda y las que no. Detalles así de triviales denotan un modo de entender la vida nada sofisticado, primitivo incluso. Para los que disfrutan con estas cosas la felicidad tiene poco que ver con lo espiritual, o sí, según se mire.

Desconozco todavía a qué bando pertenece Inés, aunque mis tentativas para dormirla con este método resultaron ayer infructuosas. Por intentarlo que no quede; la cuestión es si en esto, como en otras cosas, la afición nace o se hace. Ando reflexionando sobre la huella que imprimen las cosas que suceden en la infancia, por eso camino con pies de plomo, para no dejar mucho barro en el camino de la aprendiz que me ha sido encomendada. Sueño con que sea libre, valiente y leal, una buena persona, a ser posible feliz. Ambiciosas aspiraciones que tropiezan cada día con nuestras torpezas, prejuicios y miedos transmitidos sin querer pero sin remedio.

A mi pesar, nuestra realidad anda lejos de grandes ideales, pero me consuela creer que no son tan necesarios. En situaciones extremas lo esencial se revela en lo más sencillo, sensaciones de una infancia nunca perdida que vuelven para aliviar los momentos más duros: la mano que te rasca la espalda, el olor de las flores de almendro. La enferma de ébola que sobrevive de milagro sólo anhelaba en su delirio el agua de los manantiales de su pueblo. Oír sus palabras en la televisión me trae el doloroso recuerdo de mi padre, que en sus últimos días soñaba también con volver a beber de un pozo al que ya no pudo llevarnos. Dos corrientes con un mismo origen: la niñez como escudo frente a la amenaza de la muerte.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s