Egoístas

Nunca he creído eso que dicen de que tener hijos te hace menos egocéntrico, más generoso y directamente mejor. He llegado a escuchar que los que no procrean se convierten en seres huraños y ‘raros’ con los que es difícil convivir. Ando pensando en esto y leo que el papa Francisco (nada de extrañar, por otra parte) afirma también que los ‘sin hijos’ son egoístas. Cerca tengo abundantes ejemplos de lo contrario, y al pensarlo bien constato que casualmente, (o no) casi ninguno de los pocos seres extraordinarios que he conocido los tienen.peces dos

En mi corta experiencia en el grupo de ‘los que sí’ he verificado que por una vez estaba en lo cierto. Puedo presumir, y presumo, de que en paciencia y capacidad de sobrevivir durmiendo poco y mal he progresado mucho, pero mi grado de generosidad sigue donde estaba; ni mucho ni poco, digamos que en la media.

Sí que he comprobado, y esta vez era verdad lo que dicen, que tener un niño aumenta la sensibilidad ante todo lo que tiene que ver con ellos. Encajo a duras penas las noticias de maltrato infantil y siento una pena que no conocía, porque en cada pequeña víctima veo la cara de mi niña. Sé que no suena muy generoso, pero es la verdad. Desvivirse por los propios hijos es lo normal; admirables son las personas que dan su vida por los hijos de los demás.

El otro día ocurrió algo que hacía tiempo que no me sucedía. El horror me paralizó escuchando a una mujer en televisión en un reportaje sobre Corea del Norte. Decía que en un campo de castigo vio a una madre matar a su hijo desnutrido. Mientras el periodista (desconozco si con o sin hijos) comentaba con voz lastimera que jamás había escuchado algo tan horrible, lo imaginé pensando secretamente, con un poso de vergüenza quizá, que aquel programa iba a ser un bombazo..

Anuncios

3 pensamientos en “Egoístas

  1. El canibalismo familiar es algo que me lleva preocupando estos días en los que nuestra hamster ha devorado a cuatro de sus ocho retoños. ¿Cómo es eso de que la Naturaleza es sabia? (es broma). He conocido a muchos padres que no sienten ninguna empatía por los de los demás (espero que tampoco pasen mucha hambre).

    Le gusta a 1 persona

    • …el tuyo me parece un ejemplo estupendo de lo que hablamos, y bastante menos dramático (aunque seguramente tus hijos no pensarán lo mismo). La sabia naturaleza nos alerta de vez en cuando de que las cosas no son tan dulces como muchos querrían. Al fin y al cabo, no estamos muy lejos de los hamsters. Muchas gracias por el comentario; espero que sea sólo el primero… (y que tu mascota vaya mejorando su instinto maternal).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s