Estar de vuelta

En mi burbuja de realidades paralelas he olvidado la evidencia de que la historia sigue y de que allá fuera humanos de todos los colores colisionan e invaden las vidas de otros. Parece difícil, pero uno a veces es totalmente ajeno a la explosión de pasiones que acontece a unos pocos metros, al amor y el sexo en todas sus combinaciones, días de resaca y noches locas de verdad, no sólo de insomnio.

Hablando de todo esto con unos compañeros de los que me separan bastantes años, noto la agradable sensación de apertura al mundo, pero sobre todo me sorprende el sentimiento de estar escuchando relatos de historias ya vividas, eso que siempre se ha definido como ‘estar de vuelta’. 

Por diferentes razones, casi nunca me he sentido muy cómoda en mi momento vital. Prueba de ello es que ‘de vuelta de todo’ y aquellos que parecían estarlo me parecían lo más atrayente cuando tantos charcos me quedaban por pisar. Tras bastante tiempo a resguardo de tormentas, llega el momento que deseé y como siempre me pilla con el pie cambiado.

Hablo poco después con alguien a quien quiero mucho y veo poco. Llega con un amor nuevo, dudas, esperanzas y primeras veces que no lo son tanto, pero sí. Vuelve a sorprenderme mi ceguera ante la verdad engañosa de la vida, el temblor que habías olvidado y de repente borra todo lo anterior para hacer cada día único y emocionante. Puedes tener quince años o setenta; si eres capaz de liberarte de los miedos, puede ser tan intenso como la primera vez. Decido que si esto acaba en boda no me la pierdo aunque haya que cruzar el océano, y que por suerte lo único que está de vuelta, aunque no pare de llover, es la primavera.almendros en flor

Anuncios

4 pensamientos en “Estar de vuelta

  1. Qué bonito leerte, Sara, y saber de tu propia mano (o teclado) de ti y de Inés (a ver si tengo la suerte de verla en alguna de las próximas visitas y verificar -aunque no lo dudo- que está tan preciosa como su “tía” Susana cuenta siempre que le pregunto). Si no te importa, seguiré asomándome por aquí de cuando en cuando.
    Abrazos holandeses,
    -E.

    Le gusta a 1 persona

    • Alegría al cuadrado, Elisa. Sobre todo porque intuyo que tu existencia por esas bonitas tierras está siendo muy feliz y las cosas te están yendo casi tan bien como mereces. Será para mí un honor, además de una alegría (al cubo,ya 🙂 ) que te asomes por aquí siempre que quieras. Inés es energía e ‘inspiración’ en un momento apasionante y un punto difícil. Pero así son los tiempos. Besos oscenses.

      Me gusta

    • Permiso concedido… 🙂 Será un placer para mí que te quedes el tiempo que quieras. Gracias por tu amabilidad.Yo también voy a darme una vuelta por tus ‘cositas’, que tienen muy buena pinta…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s