Corazón y cabeza

Uno de los lamentos más frecuentes de los padres recientes es que nadie avisa de ciertas dificultades que conlleva esta condición. Señalar a los culpables resulta difícil; que levante la mano el que debía haber advertido a los incautos. También habría que preguntarse cuántos aspirantes hubiesen desistido al ser informados al detalle sobre las contrapartidas de traer al mundo a un nuevo habitante. Seguramente pocos: ser padre, ser madre, es una decisión que se toma más con el corazón que con la cabeza. Casi nunca es, ni será, buen momento. Capítulo aparte es la opción de aplazarlo para mañana, para el año próximo, tal vez para siempre.

Difícil parece saber si alguien cambiaría de opinión de haber sentido de antemano los efectos de meses, a veces años, de sueño intermitente, el reto diario de conseguir que coma, que respete a sus compañeros de juegos, que sea un niño responsable, que ponga interés en los estudios… y tantas cosas que sería largo mencionar y otras muchas que ignoro.corazon y cabeza

Pueden hacerse cuesta arriba la falta de descanso, el fin de la libertad y la improvisación, del ‘aquí te pillo, aquí te mato’ en todos los sentidos. Menos se nos previene del precio emocional, si puede llamarse así al reencuentro, quieras o no, con tu yo más íntimo, con heridas que creíste superadas y regresan del modo menos pensado. A veces conviene echar más cabeza y menos corazón y asumir sin dramas los arrebatos infantiles, las primeras rabietas, la búsqueda inconsciente de límites.

Pero acompañar a un hijo en su crecimiento nos remueve y despierta al niño que fuimos. Vuelve el crío que lloraba por las noches cuando sus amigos le dieron de lado, el que sufrió acoso o burlas por no ser como los demás, el que fue tachado de ‘malo’ porque un día pegó a un compañero. Es entonces cuando hay que echarle cabeza para que el niño de ayer no ahogue al de hoy, para que no le impida ser él mismo y hallar su lugar en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s